Una historia americana

Dos hermanas estaban en la cárcel,condenadas a cadena perpetua por haber cometido un tercer delito, aunque era leve. Una de ellas enfermó y necesito diálisis. Como el tratamiento era muy costoso, el gobernador decidió liberar a las dos, con la condición de que la sana donara un riñon a la enferma. Por supuesto que la operación deberán pagarla ellas.No es una película. Ha ocurrido estos días en Estados Unidos. Una curiosa historia que dice mucho de esa sociedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s