La verdad sobre el domingo sangriento

El 30 de enero de 1072 el ejército inglés mató a catorce manifestantes en el curso de una manigestación en Londonderry (Irlanda del Norte). Es lo que se conoce como “domingo sangriento”. El Gobierno de entonces despachó el asunto con un informe en el que se ocultó la realidad, culpando a los manifestantes. Esos hechos influyeron de forma importante en los enfrentamientos que asolaron Irlanda del Norte en los años siguientes y que provocaron más de 3000 muertos, unos víctimas del IRA y otros de los grupos unionistas. En el curso de las conversaciones de paz, hace ya 12 años, el gobierno de Tony Blair abrió la nueva comisión de investigación, que ayer presentó sus resultados: Los muertos en la manifestación eran inocentes y la actuación del ejército fue  “injustificada e injustificable”. Esperemos que estas conclusiones siven para cerrar heridas y también para que otros gobiernos aprendan,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política internacional. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s