Después del veredicto

El veredicto del jurado en el juicio contra José diego Yllanes ha resultado muy polémico. Casi toda la prensa se hace eco del hecho de que la opinión pública sabía que era un asesinato y no un homicidio. Y lo sabían antes de la celebración del juicio, por la información que se había conocido.  Es preciso saber que las informaciones venían del contenido de las calificaciones provisionales realizadas por las partes acusadoras, calificaciones que siempre están supeditadas al resultado de la prueba que se practique en la vista oral.  Las partes personadas en el procedimiento, en todos los juicios penales, hacen una narración de los hechos y una calificación en función de los datos de que disponen o creen disponer.  Una vezx celebrada la vista, las elevan a definitivas o las modifican.  Constituye un error dar por buena esa descripción de los hechos  antes de la celebración del juicio.  La práctica dela prueba es la que avala o no esa descripción de los hechos.  El error que hemos cometido ha sido no tener en cuenta esto. Cuando el jurado ha analizado la prueba ha valorado que no todo lo que decían las acusaciones estaba acreditado. Y la ley dice que eso es lo que vale.

El jurado es uns institución relativamente reciente, y siempre hay desconfianza hacia su actuación. Pero ocurre que muchas veces no distinguimos entre acusación y prueba . Y esto ocurre también cuando intervienen jueces profesionales. Y quienes podían ayudar a entender no lo hacen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Justicia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s