Agentes imputados por posibles torturas

Quince agentes de la Guardia civil  han sido imputados por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por la posible comisión de un delito de torturas, en concurso con delito o falta de lesiones.

Los hechos objeto de este procedimiento se produjeron en 6 de enero de 2008. En esa fecha, dos presuntos miembros de ETA llamados Igor Portu y Mattin Sarasola fueron detenidos en Mondragon. Al día siguiente de su detención Igor Portu ingresó en la UCI de un hospital de San Sebastián con golpes y una costilla, que le lesionó el pulmón.

En su día, el Ministro Perez Rubalca aseguró que las lesiones se produjeron en el curso de la detención.

Esperemos que se aclaren las circunstancias en que un detenido bajo custodia resultó gravemente herido. Sea cual sea la gravedad de los delitos que se le imputan,  no es aceptable la tortura, por lo que, si se produjo, debe castigarse a los culpables.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Justicia, Terrorismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s