El debate sobre la cadena perpetua

De vez en cuando un delito tiene mayor eco mediático que otros de la misma o mayor gravedad. Los motivos son variados. A veces se trata de delitos de carácter terrorista, otros, en que la víctima es particularmente indefensa. En ocasiones son las víctimas o sus familiares quienes piensan que dando publicidad a su tragedia conseguirán que se haga la justicia que esperan. 

La reciente muerte de la joven Marta del Castillo no es un caso raro dentro de la delincuencia que padece nuestra sociedad.  Se trata de un homicidio o asesinato(los jueces dirán) en que los autores han hecho lo que han podido para ocultar su crimen. Las circunstancias en que esto se ha producido han contribuido a aumentar el dolor de la familia, pero en sustancia se trata de un crimen de los más vulgar.

Ahora la familia de la víctima se ha puesto a la cabeza de la manifestación para pedir que se incluya la cadena perpetua en el Código Penal. Puede que esto les sirva de consuelo momentáneo a su dolor y se sientan más acompañados. Pero  nuestros legisladores no deben atender esta llamada.

Desde que se publicó el “Código Penal de la Democracia”, se han realizado gran cantidad de modificaciones,  siempre para agravar condenas o para tipificar nuevos delitos, bien por la existencia de nuevas prácticas delictivas o por la petición de que se conviertan en delitos actividades que antes no lo eran.

Casi todas las modificaciones se han hecho con poca reflexión y a veces con falta de coherencia. Primero parece que una pena de 10 años es escasa y se aumenta, luego parece que 20 son pocos y se aumenta. Y así nuestro Código Penal prevé penas de hasta 40 años, con cumplimiento íntegro de las condenas. Luego, de vez en cuando, alguien se escandaliza cuando un pequeño delito se castiga con años de cárcel, mientras otros piden cadena perpetua por un homicidio imprudente. Y las personas que deberían educar a la sociedad dejan el debate sobre estas cuestiones en manos de charlatanes de tertulia de programa televisivo de cotilleo.

Respeto a la familia de las víctimas, que en su dolor exigen castigos imposibles en nuestra legislación. Pero quienes tienen posibilidad de hacerlo deben explicar a la sociedad que esa no es la solución. Que cada uno reflexione acerca de qué es la cárcel y vivir privado de libertad largos años.

El problema es que nuestros gobernantes no están dispuestos ni a reflexionar ni a explicar nada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Justicia, Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El debate sobre la cadena perpetua

  1. Pingback: El debate sobre la cadena perpetua

  2. Marian dijo:

    Sobre este tema recomiendo el artículo que publica hoy el diario El País .” ¿Cadena perpetua? Es peor 40 años de cárcel” en elpais.com.  Muy interesante y clarificador.

    Me gusta

  3. Sobre el tema de la pena de cadena perpetua, en Austria pais que creo sea democratico y de derecho como cualquier otro pais, acaban de condemnar a la pena de cadena perpetua al monstruo Frittz,  personalmente creo que los legisladores españoles tendrian que legislar en base a lo que el pueblo pueda desear que se haga, y no, a su falso buenismo, claro, mientras no les toca a ellos, personalmente todo va bien, yo  creo que si se hiciera un referendum para saber la opinion de los ciudadanos españoles sobre las penas aplicadas o contempladas en nuestro codigo penal, saltaria fuera quer muchos estamos de acuerdo con el endurecimiento y cumplimiento completo de las penas, y cito el caso de Juana Chaos creo que acumulo 3000 años de condena y despues de 8/10 ya estaba en la calle, ademas de casi reirse de la justicia española. Otro caso absurdo es el del asesino de las niñas de Alcacer,  cumple condena por 15 años y al padre de una de las chicas asesinadas por supuesto desacato a las cortes se le planta o quieren plantarle 16 años, incluso el fiscal piensa que sea poco, ¿donde vamos a ir a parar? paga mas asi como estan las cosas ser deliquente que honrado,  pues creo, no estoy seguro que hasta despues de salir de la carcel los detenidos tienen derecho a la jubilacion, buena comida, piscinas, gimnasios, visitas de sus mujeres, incluso algunos se sacan carreras a coste de los impuestos tambien pagados por los familiares de las victimas, que pueden pensar estas personas?, se sienten defraudadas en primer lugar porque la opinion publica solo tiene en cuenta  los asesinos y nunca tienen en cuenta las vidas que quitan y a veces de que manera.
    Si yo fuera la justicia a estos chavales que ahora bajo la supuesta accion del alcohol y de las drogas han acabado con la vida de una chica joven y que cambian version como si nada fuera, consumiendo miles y miles de dinero de los contribuyentes, yo los pondria a todos ellos  bajo vigilancia policial a buscar entre los escombros del vertedero, asi al menos nos ahorrariamos el salario de algunas personas.
    Que el estar en la carcel sea duro a lo0s tiempos actuales suena fuera de lugar, si alguien piensa que los presos estan estrechos puede ser pero mas estrechos estan sus victimas (estan en ataudes)

    Me gusta

  4. Miquel I. dijo:

    Muy bien dicho y argumentado, Fernando, felicidades y gracias. Gracias, porque leer tu lúcida y clara postura sobre el tema ha sido en parte como haber podido expresar yo mismo lo que justamente opino al respecto.
    La defensa de la teoría  de folleto y la enajenación de la realidad en su dimensión más amplia a veces van realmente de la mano. Es fácil hablar de que debemos ser demócratas, de los derechos de los presos y criminales…Fácil cuando no somos víctimas ni familiares directos de víctimas, y sobretodo cuando no se ve más allá de lo que está escrito en un teatrillo simplón de la conciencia.

    Un enorme porcentaje de criminales son reincidentes, hecho que está contrastado por la neurospsicología y la repetición de los crímenes una vez que esos indeseables vuelven a estar en libertad. A veces, la evidencia de la  reincidencia potencial está clara para los propios terapeutas de los centros penales, quienes igualmente emiten los informes de alta de centenares de asesinos, pedófilos y violadores. Muchos de ellos, repito, con psicopatias irreversibles que garantizan la reincidencia, vuelven pues a campar a sus anchas por la calle tras breves períodos de condena. ¿Y realmente hay gente que se preocupa de los derechos de esas bombas de relojería…? Pero por favor. Los derechos que deberían respetarse y preocuparnos son los de todos nosotros, gente inocente y mentalmente sana, potencialmente víctimas de tales psicopatas.

    Propongo aquí a los defensores de las libertades y derechos de estos indeseables individuos, si es que realmente tienen fe en su reintegración y no reincidencia (desafiando la triste experiencia en esos casos y la Ciencia) que los acojan en sus propios domicilios mientras los “pobrecitos” reconstruyen su vida tras la cárcel, o que incluso los ayuden a buscar trabajo y les presenten a sus hijos, su familia, y sus amigos…que promocionen activamente la reintegración y el derecho a una segunda oportunidad que tanto defienden tras un teclado. Así, cuando sean las víctimas ellos o algún ser querido, veremos entonces todos que visión demócrata y atinada mantienen, y cuál es su actitud respecto a la cadena perpetua.

    En resumen, y fuera de sarcasmos, el tema es realmente triste.  En un sistema donde las cárceles no tienen ya cabida para más criminales, ¿cómo puede ser factible una solución tan lógica e imperiosa como la cadena perpetua?…la coletilla consecuente de esa aprobación sería similar al caso de EEUU…el próximo debate sería ya entorno a la pena capital. Aquí el auténtico problema es la salud mental imperante y los pocos medios que se tienen para atajar el crimen, y mucho menos para controlarlo por los períodos que cada caso requiere… Y a veces, SÍ, ese período debe ser perpetuo.
     
     

    Me gusta

  5. Marian dijo:

    Mi postura en esta materia es clara. Siempre defenderé el derecho y la justicia como norma de actuación. No estoy para nada de acuerdo en que sean las víctimas quienes decidan el futuro del delincuente. Sería regresar a la ley del talión. Tal vez Fernando o Miquel deberían ponerse en el lugar del inocente falsamente acusado. Tal vez entonces desearían tener garantías legales. Incluso podrían imaginar que habieran cometido ellos o sus amigos o familiares algún delito. Entonces, tal vez , pensarían de otra manera.

    Me gusta

  6. Ferrnando Castro Monserrat dijo:

    Bien, vuelvo al tema de la cadena perpetua, yo también he sido joven, y creerme a lo que ahora llaman menores en mi tiempo éramos personas que sabían perfectamente distinguir entre el mal y el bien, yo creo que estos niñatos que nos toman el pelo amparándose en leyes absurdas y que en base a ellas se les pone en la calle (como ha sucedido últimamente con el caso Del Castillo y la chica sin aparecer) estos individuos que se culpan, se disculpan, tienen derecho a mentir y hacer gastar un patrimonio de dinero en búsquedas que a priori ellos sabían que no darían resultado, y nosotros a pagar contributos para que estos Srs. tomen el pelo reiteradamente a la justicia,  y casi casi se hacen ricos gracias a la televisión y al mal gusto de algunas personas que hacen audiencia a estos programas televisivos que al final casi los tratan de héroes.
    Tienen que cambiar algunos valores que se han perdido en poco tiempo, y de alguna manera inculcar a los jóvenes que no pueden delinquir amparándose  bajo la cobertura de “soy menor borracho y drogadicto y por eso no me puedes hacer nada”, para que se entienda mi postura, si alguien hiciera daño a mi familia y se saliera como se ve actualmente casi inmediatamente de la cárcel (yo soy por la cadena perpetua si es merecida,  pero a cumplir hasta el Último día, en mi juventud existía la pena de muerte y habían muchos menos casos de asesinatos gratuitos que los que hay ahora) y fuera culpable al 100%  acertado,  yo me vengaría auque si tuviera que tardar 20 años en conseguirlo, no tendría la aparente resignación que muestran los padres de  Marta y de otros familiares de victimas de violencia gratuita.
    El mundo esta lleno de falsos “bonarios” naturalmente esta gente esta a favor de
    la reinserción del delincuente y que considera las penas impuestas, sean esas las que sean, siempre desmesuradas, pero son personas que no han tenido nunca ningún percance, con delincuentes de esa calaña , contrariamente no he visto ni oído nunca a ningún familiar de las victimas, aceptar como justas las penas impuestas por los jueces, alegando como el caso de la mamá de, creo se llamaba Blanca, que el matar en España sale muy barato.
    La opinión pública siempre habla del “pobrecito” agresor, y pocas veces ven el dolor del agredido, si este lo puede contar, o de los familiares las penas impuestas, son todas de mercadillo, ahora tenemos al Cuco recién salido de prisión y puesto a vivir en una casa con vigilancia continua “añadir mas gasto al que ya ha ocasionado con las falsas pistas para la búsqueda del cuerpo de Marta, en mis tiempos estos delincuentes habrían cantado ya hasta la Aida de Verdi en Do mayor, y yo a pagar IVA y tasas para que esta gente sea vigilada día y noche con el gasto que esto supone.

    Me gusta

  7. Marian dijo:

    Por mi parte, mi total desacuerdo contigo. En ningún caso puedo aceptar el recurso a la tortura. No es mi política borrar comentarios, pero esta página está y estará siempre en contra de cualquier violación de los derechos humanos.

    Me gusta

  8. Fernando Castro Monserrat dijo:

    Hola, he estado fuera de España por algun tiempo y no he tenido tiempo para responderte.
    Esta claro que no hay peor interlocutor que el que no quiere comprender, de hecho, todo el discurso de la cadena perpetua es para que sea aplicable a “reos confesos” o a
    personas que sin lugar a dudas hayan sido declaradas culpables del delito cometido, yo tampocoi quiero que se mande a prision a nadie que no lo merezca, pero en este pais hemos llegado al absurdo de ver como alguien (estoi que sigue es un ejemplo) mata de un cuchillazo a otra persona y tenemos  que dirigirnos este individuo como “presunto” lo que sea, porque si lo llamas acorde a lo que has visto que ha hecho igual te pleitea y te caen unos años.
    Sabes que te digo, a mis 62 años y tal como me han enseñado mis padres a respetar todos los valores civicos, (desgarciadamente como los sucesos indican, estos valores los hemos perdido por el camino de la así dicha libertad, que algunos confunden con libertismo) por mi parte, podrian  incluso poner la pena capital, pues no me pasa ni por lo mas lejano de mis pensamientos ir ha hacer daño a ningun inocente por el mero hecho de sacar algun provecho, hay quien degolla por 5 euros, que le damos una medalla o lo mandamos a escuela de pago.
    No quiero que nadie se crea que estoy en favor de  aplicar  la mano dura a todo y a todos, pero hay casos donde seria conveniente aplicarla y quiero finalizar dicien que:
     
    He vivido tiempos mejores a este respecto. en España hasta los 15 años, en Inglaterra Hasta los 30 años y en Italia hasta los 61 años, en ninguno de estos paises he visto tanta falsedad y tanto  falso “buonismo” como en España).
    A proposito, hace algunos años vi un telefilm de Starsky and Hutch, que ponia de manifiesto y aclaraba la actitud de algunas personas entre ellas los redentores de las causas perdidas. Este telefilm que trataba de dos policias que tenian sus metodos para tratar con los delinquentes, a un cierto punto, se ven acusados por una periodista de las que querian hacer respetar los derechos humanos, porque segun ella eran rudos, aunque si estos dos tipos no eran para nada malos,  esta periodista consigue que el capitan del distrito la mande a patrullar con los dos “Polis” duros, los primeros dias estos policiass cojian a ladrones, camellos y otros delincuentes y los esposaban, los llevaban a la comisaria y algun que otro empujon, bien en uno de estos dias de patrulla, en una azotea esta periodista defensora a capa y espada de los derechos humanos,  cae en manos de un violador, y al llamar en su ayuda a estos “polis”  gritaba , matadle, matadle, matadle, en ningun momento dijo (“dadle otra oprtunidad”, igual no me hace nada) la moral te la dejo a tu imaginacion, y de persona inteligente que eres veras que cuando te toca personalmente, algunos valores van revisados, repito sin que esto quiera decir que hay que quitar los derechos de cada uno, pero cuando se excede…………..
    Otra cosa, no confundas tortura con ahorro de recursos humanos, ahorro de dinero publico y tomaduras de pelo por parte de los asi dichos presuntos de lo que sea, que los empleen a ellos tambien a ir a revisar basura y a bucear en el rio (pero sin escafandra) que  pena!!!!
    Respeto tus opiniones y tu modo de pensar , los respeto plenamente, respeta tu los mios,  pues para eso estamos en un pais libre,  donde la evidencia hasta que no esta coaudivada por un juez, es solo fantasia.
     
    Fernando M. Castro Monserrat

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s