El juez, el ministro y la cacería

Parece ser que, poco antes de que el Juez Garzón iniciara la operación Gürtel, en la que están imputadas personas cercanas al PP,  por delitos vinculados a la corrupción, el Juez en cuestión compartió cacería con el Ministro de Justicia Mariano Fernandez Bermejo.

El asunto que se está instruyendo parece grave, aunque, conociendo al Juez instructor es imposible saber qué hay de cierto. Sin embargo,  la reacción de Mariano Rajoy no ha sido abrir una investigación interna para ver que hay de cierto en las acusaciones, sino arremeter contra el MInistro, dando por seguro que en su actuación hay algo oscuro.

A mi no me gustan las cacerías, ni me parece muy adecuada la confraternización entre juez y ministro, pero no se puede dar por sentado que hayan actuado de manera contraria a derecho. Mariano Rajoy es un hombre acorralado por sus propios compañeros, por los medios más afines  y su actuación de esta mañana no hace sino demostrar su desesperación. Todo le sale mal, a veinte días de las elecciones vascas y gallegas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Justicia, Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El juez, el ministro y la cacería

  1. ¿SOBORNO O EXTORSIÓN?
     
    Rafael del Barco Carreras
     
    13-02-09. Yo afirmaría sin dudar que en España domina la EXTORSIÓN. Lo sabemos muy bien quienes hemos ejercido de empresarios. Un servicio público, un contrato o venta, una concesión, un auto y hasta sentencia, a menudo tiene un precio ajeno al impuesto o la tasa, que se pagará si se pretende o necesita el bien, derecho, servicio o venta. Jamás he oído de nadie en mi entorno que sobornara a algún cargo público, y por docenas los empresarios que han pagado lo que les exigían, y normal quienes hasta de generaciones atrás tienen establecido en negro la comisión, incluso especie de sueldo mensual fijo, al jefe de compras, jefe de servicio o firmón y tramitador correspondiente. Lo he vivido en persona, he pagado, pero nunca se me ha ocurrido la oferta directa, se hubieran carcajeado, “roto las vestiduras”, o peor. Un despistado ignorante, un fuera de lugar, y encima peligroso por su atrevimiento.
    El gran March decía que quien no tiene precio es que no vale nada. Le diría que el precio lo fijan de antemano los corruptos funcionarios públicos, a miles, a través de sus sofisticados canales, o no sofisticados. El “Lo sabía toda Barcelona” de Pascual Estevill y Piqué Vidal, o los Delegado e Inspectores de Hacienda. El 3% de Maragall. O el ¡colmo! en la Modelo del 80, yo mismo (preso-ordenanza-contable en Economatos y Suministros) rellenaba las facturas y recibos en blanco de los proveedores, una docena, y “todos con la misma máquina de escribir”,  aun se podría comprobar en los estados de cuentas bimensuales perfectamente cuadrados, etc…etc…
    Se podría generalizar que en Obra Pública las comisiones en negro son normales, por lo tanto no se puede hablar de ni extorsión ni soborno, y lo que viví para SALIR DE LA CARCEL es extorsión en su grado más duro, amoral y sucio.
    La falacia y la hipocresía reina en España, y la ley y léxico perpetúan  una mecánica donde el funcionario público o político de turno no se vende, o se deja sobornar, sino que es el dueño y señor del feudo y cobra su peaje. Difícil descubrir y probar el montaje para la recaudación con bufetes, consulting o simples familiares o amigos canalizando clientes. La figura del Conseguidor que tanta estafa ha propiciado. Descubrir a los corruptos o sus intermediarios, tratarlos, y pagar, centra el éxito de mucho empresario, diría, la mayoría en ciertos sectores. En situaciones de difícil discernir si uno es un empresario o simple “hombre de paja” recaudando y pagando, caso en la Burbuja Inmobiliaria entre ayuntamientos, inmobiliarios y banqueros-cajeros.

    Me gusta

  2. Marian dijo:

    Hoy algunos diarios publican una fotografía del juez Garzón en la cacería que compartió con el ministro. Cualquier persona sensible queda impactada por la presencia de gran número de animales abatidos. Nada tiene que ver esta imagen con la que algunos tenemos del cazador solitario con su perro, a la busca de la perdiz. Lo que vemos es una auténtica matanza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s