Justicia, 17 años después

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado al estado español a indemnizar a Mikel Iribarren con 170.000 euros. Después de diecisiete años se ha hecho justicia, aunque  para ello haya sido necesario un proceso legal interminable.

En 1991 Mikel Iribarren, vecino de Pamplona, tenía 18 años. En el transcurso de una manifestación sufrió el impacto de un bote de humo lanzado por la policía. Sufrió lesiones que le mantuvieron en coma un mes y más de cuatrocientos días con tratamiento médico, sufriendo graves secuelas que le originaron una minusvalía del 37%. No fué posible identificar al policía  autor del hecho. Los tribunales españoles, con una falta de sensibilidad extraordinaria, declararon que no merecía ningún tipo de indemnización. Ahora, por fín, se ha hecho justicia, diecisiete años después.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Justicia, Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s